dimarts, 17 de febrer de 2009

EL FINAL DEL QUIJOTE!


Para mi esta novela ha sido como otra experiencia porque cuando la leeí por primera vez, me paso como usted, señor Soldevilla, fue como otra novela.
Gracias ha esta segunda lectura he descubierto cosas y vocabulario que antes no me fije o no conocía, y esto es importante.
Solo decir que quien no haya leído la novela, porfavor, que lo haga ya!


Aquí se acaba mi blog sobre Don Quijote.
Anna Bach

dissabte, 10 de gener de 2009

Donkey Xote-josé Pozo




Les dejo para que disfruten el trailer de una película divertida y cómica de Donkey Xote.

Don Quijote en el cine.




Don Quijote también lo encontramos en el cine, muchos directores han querido hacer películas sobre Don Quijote, por ejemplo José Pozo que fue director de Donkey Xote, película de dibujos animados.
El cine de Don Quijote se expandió por muchos sitios, en Francia, Italia, Gran Bretaña, Dinamarca i Estados Unidos.
En Francia encontramos la película Don Quichotte, dirigida por Emily Cohl. En Italia encontramos dirigida por Amleto Palermi la película de Il sogno de Don Chisciotte. En Gran Bretaña encontramos Don Quijote dirigida por Maurice Elvey, en Dinamarca dirigida por Lau Lauritze la película Don Quixote i por último en EEUU tenemos la película Don Quijote por Edgard Dillon.

Les dejo una imagen del director José Pozo, de la película Donkey Xote, la española, en la parte superior del texto.

dimecres, 7 de gener de 2009

Fundación Andreu Nin


Artículo publicado en La Batalla nº 47, París, 21 de octubre de 1947. El texto fue publicado con el seudónimo de Luis Soto.

Que nos enseña el Quijote.

Los cervantistas de toda laya -eruditos, críticos e investigadores- han gastado su tiempo en escudriñar toda la obra de Cervantes, en particular el Quijote, para realzar y poner de manifiesto la belleza exclusivamente literaria de la misma. ¡Cuánto no se ha dicho y escrito! Contra todos ellos se levantó airado son Miguel de Unamuno, aquel gran maestro de las paradojas, según el cual no fue Don Quijote obra de Cervantes, sino más bien Cervantes obra de Don Quijote. Quería con esto poner de manifiesto que la persistencia del personaje, en tanto ente histórico, pudo más a través del tiempo que la del propio autor.
Y gracias a él, asimismo, el Quijote sigue siendo actual y lozano. Obra de todos los tiempos, ya que en todos los tiempos ha tenido un valor el alto ideal de la lucha contra el dolor humano que Don Quijote simboliza en grado sumo. La actual España negra llama a gritos la presencia de un Don Quijote bien armado en cada rincón del país. El alma del caballero manchego estuvo siempre llena de misericordia por el dolor ajeno, dolor que no trató de borrar del mundo más que por la acción. ¡Acción, acción, acción! No hay impedimento, obstáculo, ni dura realidad que pueda ser valladar al heroico esfuerzo de Don Quijote. Existe el deber. ¡Que grande y sublime lección para todos!
Es la de la fe en el alto ideal, la de la confianza ilimitada en el esfuerzo, la del ansia constante y perenne de un triunfo de la justicia, la del gran mérito del sacrificio jamás estéril, la de la esperanza permanente de la victoria sobre toda adversidad... ¿No es esto común a todos los mortales que sufren de las ruindades de la sociedad actual? Por algo el Quijote es la obra más traducida, la que más favor logra en todos los países, la que exalta a los hombres de todas las latitudes y de todas las razas. Es la obra de los que sienten sed de justicia y ansías de redención. Don Quijote es fuente inagotable de perenne idealismo, escribió no recuerdo qué comentarista. Y tiene razón.

El Quijote nos enseña que, aunque el cuerpo salga magullado en las lides, el espíritu vence siempre. Téngalo en cuenta todo combatiente de la actual lucha contra el franquismo. Y no olviden los que sienten fatiga que, al fin y al cabo, Don Quijote es español. 


Julio Iglesias-Quijote

Buscando un video de Don Quijote encontré esta fabulosa canción cantada por Julio Iglesias llamada Quijote me ha parecido que es una bonita canción para escuchar. Disfrutenla.


video

Estatua en Bruselas




Dejo una imagen de la estatua de Don Quijote y Sancho Panza en Bruselas.

Estructura de Don Quijote

La novela consta de dos partes: la primera, El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, fue publicada en 1605; la segunda, El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha, en 1615.
La primera parte se imprimió en Madrid, en casa de Juan de la Cuesta, a fines de 1604. Salió a la venta en enero de 1605 con numerosas erratas, por culpa de la celeridad que imponía el contrato de edición. Esta edición se reimprimió en el mismo año y en el mismo taller, de forma que hay en realidad dos ediciones de 1605 ligeramente distintas. Se sospecha, sin embargo, que existió una novela más corta, que sería una de sus futuras Novelas ejemplares. Fue divulgada o impresa con el título El ingenioso hidalgo de la Mancha. Esa publicación se ha perdido, pues autores como Francisco López de Úbeda o Lope de Vega, entre otros testimonios, aluden a la fama de esta pieza. Tal vez circulaba manuscrita e, incluso, podría ser una primera parte de 1604.

La inspiración de Cervantes para componer esta obra vino, al parecer, del llamado Entremés de los romances, que era de fecha anterior (aunque esto es discutido). Su argumento ridiculiza a un labrador que enloquece creyéndose héroe de romances. El labrador abandonó a su mujer, y se echó a los caminos, como hizo Don Quijote.

La primera parte, en que se alargaba la previa «novela ejemplar», se repartió en cuatro volúmenes. Conoció un éxito formidable y fue traducida a todas las lenguas cultas de Europa. Sin embargo, no supuso un gran beneficio económico para el autor a causa de las ediciones piratas. Cervantes sólo reservó privilegio de impresión para el reino de Castilla, con lo que los reinos aledaños imprimieron Don Quijotes más baratos que luego venderían en Castilla. Por otra parte, las críticas de carácter neoaristotélico hacia la nueva fórmula teatral ensayada por Lope de Vega y el hecho de inspirarse en un entremés en que se le atacaba, supuso atraer la inquina de los lopistas y del propio Lope; quien, hasta entonces, había sido amigo de Cervantes. Eso motivó que, en 1614, saliera una segunda parte de la obra bajo el nombre de Alonso Fernández de Avellaneda. En el prólogo se ofende gravemente a Cervantes tachándole de envidioso, en respuesta al agravio infligido a Lope.